The Wolf of Wall Street (2013) : ¿Cómo me venderías una lapicera? Inténtalo

The Wolf of Wall Street (2013) : ¿Cómo me venderías una lapicera? Inténtalo

news_photo_45315_1383155165

Escrito y compartido por rockandtacos

Solo me encuentro con textos dubitativos, que dicen y dicen y al final de cuentas concluyen con un “Si está buena, pero no me atrevo a decir que lo es”. En verdad no entiendo sus críticas. La mayoría de los textos (no todos, tranquilos), quieren hacer una apología de los excesos y beatificar o satanizar la conducta del ser humano; señores, lamento decirles que esta película es una autobiografía de un ser humano común y corriente, llamado Jordan Belfort, un pillo de Estados Unidos que hizo su inmensa fortuna, a base de su gran labia y su forma de enredar a sus clientes incautos.

Todo esto se le da a Belfort gracias a las brutales técnicas económicas a finales de los 80´ en Estados Unidos. Como contexto podemos decir que a principio de los 90′ y finales de los 80´, nuestro país vecino celebraba el derrocamiento de la llamada URSS, convirtiéndose en una potencia hegemónica. Cuando Bill Clinton asume el cargo de presidente de los EE.UU con el bien conocido “espíritu renovador” y con una reorientación de la política económica, se reafirmó que el país mal llamado América, era la primera superpotencia mundial.

The-Wolf-of-Wall-Street-Trailer7a

Se me hace un tanto increíble ver una película Estadounidense, que muestre a todas luces esa doble moral, típica de ese país, invitando al espectador a un rito depravado, en la que el principal símbolo de poder y placer es el dinero.

Pero, toda marioneta tiene un marionetista; me impacto ver la actuación de Matthew McConaughey, en el papel del mentor de Belfort, es una actuación, donde el actor por momentos es irreconocible y esto le ha dado un mérito más para ganar un Oscar. Gracias a las enseñanzas de su maestro, Belfort amasa una fortuna inesperada. Sin lugar a dudas, The Wolf of Wall Street, es el retrato del sueño americano duplicado por el cinismo y con un único motor que hace girar la historia, usando de combustible las inmensas cantidades de sexo, drogas, sexo, drogas y más sexo y más drogas.

the-wolf-of-wall-street

The Wolf of Wall Street, es un importante aporte a la decadente industria hollywodense, pues en esta “Tragicomedia” vemos el exceso continuo en el que se mueve Jordan Belfort, un personaje muy bien interpretado por Leonardo DiCaprio, que sin lugar a dudas, es uno de los actores que se encuentra en sus mejores momentos de su carrera, al igual que Martin Scorsese como director. Pues la manera en la que convergen ambos, tanto con sus pensamientos o directamente dejándose guiar por sus indicaciones, es un ¡BOOM! para los que presenciamos esta obra.

Puedo afirmar que el filme, es uno de pocos del año pasado, que me han dejado un buen sabor de boca, tanto por parte del elenco, como la buena forma en la que se encuentra Scorsese, porque podemos tener una ligera esperanza y altas expectativas hacia el cine “gringo”. Sí, es un poco larga pero ya dirán por ahí, “yo no tengo prisa, por contar mi historia” esto es lo que nos deja ver tanta película barata, que no cuenta algo más de lo que conocemos. Así que si van a verla, véanla con una recomendación, no es otra película gringa y siéntense a disfrutar de lo proyectado, no hay prisa.