Miembros de la banda punk Pussy Riot, saldrán pronto en libertad

img

Pussy-Riot-1024x682

Los miembros de la banda punk rusa Pussy Riot, Maria Alyokhina y Nadezhda Tolokonnikova, serán liberadas de la cárcel en los próximos tres primeros meses, gracias a la adopción de una nueva ley de amnistía por los legisladores rusos.

De acuerdo con The Associated Press, la nueva ley establece que los presos “que no han cometido delitos violentos, delincuentes que son encarcelados por primera vez, los menores y las mujeres con niños pequeños”, se le otorgarán amnistía de su encarcelamiento. El presidente ruso, Vladimir Putin, confirmó que Alyokhina y Tolokonnikova son elegibles para la amnistía, durante una conferencia de prensa realizada este jueves.

Sin embargo, Putin afirmó que la amnistía no fue escrita a favor de las Pussy Riot.

Según indica hoy USA Today, el proyecto de ley da a las autoridades un plazo de seis meses para llevar a cabo la amnistía, lo que significa que podría tomar varias semanas antes de que las miembros de Pussy Riot sean prontamente liberadas.

La liberación de Alyokhina y Tolokonnikova pone fin a una saga de casi dos años que ha tomado una gran atención internacional y una efusión de celebridades en apoyo a ellas. Yekaterina Samutsevich, Alyokhina y Tolokonnikova, fueron arrestados pocos días después de que ellas y sus compañeras de bandas, interpretaron la canción de punk protesta “Punk Prayer: Mother of God Drive Putin Away” desde dentro de la catedral Christ the Saviour de Moscú el 21 de febrero de 2012. En agosto, el trío fue declarado culpable de “vandalismo motivado por el odio o la hostilidad religiosa” y condenado a dos años de prisión.

A pesar del primer ministro ruso expresando su apoyo por su libertad, sólo Samutsevich apeló con éxito su sentencia. Alyokhina fue en una huelga de hambre en mayo, que llevó a su hospitalización. Días después de escribir una carta abierta que documenta las violaciónes de derechos humanos que tuvo que soportar en la cárcel, Tolokonnikova desapareció durante 21 días como parte de una transferencia rutinaria de prisión. Ella apareció en un hospital de la prisión de Siberia a mediados de noviembre.

Casi irónicamente, el proyecto de ley de amnistía que se ha otorgado a las mujeres su libertad incluye una enmienda de última hora que perdona a los “sospechosos de vandalismo que aún están en espera de juicio”, tales como el grupo de manifestantes de Greenpeace conocido como el Arctic 30. Si este proyecto de ley hubiera entrado en juego hace un año, Pussy Riot nunca hubieran visto la prisión.