• live
  • musica

Devendra Banhart + Rodrigo Amarante: Sencillez y carisma a flor de piel

DB_017

Estrictamente fue un concierto hecho para los fans más acérrimos de Devendra, que albergó alrededor de 500 personas. El último sideshow de Primavera Fauna convergía en una especie de chance para quienes no querían estar en un Festival entero.

Sus 10 discos avalan una carrera bastante personal, sobre un artista bien lúdico y volátil, que se resiste fingir aceptación de cualquiera, basando su crianza musical como sustento necesario. Esta vez se hacía acompañar del fundador de Little Joy, también solista Rodrigo Amarante, que tocó un set íntimo de casi 30 minutos. El público por su parte fue respetuoso en la mayoría del show, cuestión necesaria en este tipo de eventos más folk.

Ya luego llegó el turno de Banhart, llenado con naturalidad, donde habrá tocado sus 21 canciones. Incluyendo en el paso “Brindo” “Mi Negrita”, “Never seen such good things” o la popular Carmensita, cierre del encore.

A Devendra lo amas o lo odias. Su parada extravagante hizo gala exagerada en esta ocasión, interactuando constantemente con el público, hasta dándose el tiempo para pedirle al público canciones para tocar. Toda esa mescolanza de delirio,  y meláncolia se hizo presente en la casi hora y 30 minutos de show. A ratos olvidaba ciertas letras de las canciones y su estado vólatil sufría ciertos lapsos del artista, que se las sacaba perfecto con su buena onda.

¿Qué se le puede criticar al concierto? Las luces azules te mantenían en un trance no agradable, donde costaba concentrarse y no sentirse volado, sin fumarse uno. A ratos el sonido se opacaba, escuchándose medio saturado. El resto, todo bien.

Cristian Poblete

I'm Danny Brown and Ryan Gosling. Primer Hokage en pueblo ruidoso