Beck anuncia trabajo junto a Jack White para su nuevo disco, y revela planes de dos discos más

img

beck7569

Beck regresará en febrero con nuevo disco llamado Morning Phase, su primer álbum de material original luego de seis años. En una nueva entrevista con la Rolling Stone, el reconocido cantautor compartió la visión en el proceso de grabación del álbum y otros detalles.

Como resultado, el material que aparece en el álbum data del 2005, de una sesión que hizo en Nashville. “Grabé un montón de cosas muy rápido. Entonces pensé: ‘Tengo que volver y probar de nuevo’, explicó Beck.

Durante su visita de regreso en el 2011, Beck estuvo en el estudio con Jack White y grabó varias canciones. “I Just Started Hating Some People Today” y “Blue Randy”, temas que se han publicado previamente en vinilo de siete pulgadas por Third Man Records. Otras canciones de la sesión, como “Light Walking”, “Blackbird Chain” y “Country Down”, aparecerá en la nueva placa.

Beck describió Morning Phase como “música de California”, agregando: “Las canciones vienen de una tradición de California. Estoy escuchando a Byrds, Crosby Stills and Nash, Gram Parsons, Neil Young. “Mientras tanto, la publicidad para el álbum se ha referido a ella como la secuela de Sea Change del 2013.

El cantante también reveló su deseo de lanzar un segundo álbum a finales del próximo año. A pesar de los rumores , no es un disco en solitario. “Aún está en proceso de cambio”, añadió Beck.

“Estoy pensando en el show en vivo, una cierta energía. Eso es otro tipo de escritura – y difícil de hacer”. Yo estoy escribiendo para un ambiente de estudio que es la antítesis de donde la canción se va a vivir.

Un tercer álbum grabado en 2009 pero luego dejado de lado, también podría ver la luz en un futuro próximo. Varios de sus temas, en concreto como “Gimme” y “I Won’t Be Long”, se han lanzado como singles independiente, describiendo el material muy similar a Odelay.

Por último, Beck habló de su reciente lesión en la espalda. En una entrevista por separado, admitió que la gravedad de la lesión descarriló temporalmente su carrera musical. En declaraciones a Rolling Stone, reveló que incluso afectó a la grabación de su álbum Modern Guilt del 2008. “Hacer el disco fue como hacerlo con las manos atadas a la espalda. Me dolió al cantar.

Ahora queda esperar la salida del nuevo disco para vuestra escucha.