• especial
  • musica
  • recomendacion

8 motivos para ir a Primavera Fauna (Con cuatro deberían bastar)

devendra-banhart-fur-hildegard-von-bingen

El Primavera Fauna no debería tenerle envidia a ningún Festival de afuera, por el hecho de embarcarse con la apuesta de nuevos sonidos, en una tangente que mezcla tradición con vanguardia y de forma bien transversal. La posibilidad de ver en una misma tanda a M.I.A., Spiritualized, Cut Copy o Breakbot, habla de una propuesta combinada hacia la fidelidad y el orden de un público que dejó los prejuicios de lado. ¿Lo mejor? Todo en un tirón, al aire libre y fuera de la urbe. La instancia de poder maximizar tu distracción y absorber la música que te despeja de la rutina, en un tiempo específico.

Que el cartel ofrece artistas repetidos, es cierto. Otra vez por acá CSS, Devendra, Cut Copy, The Twelves y Matias Aguayo. ¿Pero qué tiene de terrible? Chile aún es un país de riesgos, donde nos basta con ver al artista que siempre quisimos una vez y nos damos por conformes, para después tratar las seguidillas de trilladas e insinuar: ¿Para qué verlo de nuevo? Si ya lo vi. La buena recepción de los artistas por querer volver habla de empatia y buena imagen de nuestro público, razón donde ambos salimos beneficiados; Él puede demostrar su crecimiento y yo puedo comprobarlo. Demás decir que la posibilidad de ver a quien quieres, está más cerca de lo que imaginas.

Por último, un cartel que se adapta a tus gustos, organizado para poder planificarte. Quieres verte a este, no ves al otro. En este momento no quiero verlo, pero está este. Entradas de 35.000$ en preventa hablan de una proporción de casi 2 lucas el costo por cada artista, sacado en la proporción de 26 artistas, entre los que se incluyen carteles pesados. ¿Caro? Podemos estar de acuerdo, pero es lo suficientemente razonable ante tanto trabajo y movilidad de cada invitado.

¿La última razón? Las bandas, el eje principal de todo esto y motivo para bailar, tomar y estar presente en estos hechos históricos de las fiestas/conciertos nacionales. Acá recomendamos algunas.

1. Breakbot

Breakbot3

Uno de los últimos eslabones de Ed Banger Records y quien le entregó esa cuota de fineza y sutileza a tanta saturación, combatida por Justice, SebAstian o Mr Oizo. By You Side su disco debut, es un ejercicio de revitalizar las influencias del funk, el disco y el house más sofisticado, donde Bee Gees, Michael Jackson y Prince pueden realzar una carga de actualidad.

Baby I’m Yours es el resumen perfecto para sintetizar su background; una mescolanza de fibras e influencias por lo retro, con una dosis de buen ejecutor.

2. Alex & Daniel

alexdaniel600_18343-L0x0

Verlos por separados puede usual para ti y quizás una práctica habitual, donde les has visto su evolución y crecimiento. Pero ojo, el disco homónimo del “Watch The Throne chileno” es una oportunidad que pocas veces se da.

Entre un ping pong de temas propios manufacturadas por ayuda del otro, crean un tercer ente, capaz de definir la junta entre la producción del arquitecto Andwanter y el ocurrente lúcido letrista de Gepe. Hay una conexión, y un ensamble que forman esta necesidad de escuchar “Mundo Real”, “Japón” o “Segunda”. Lo vale la experiencia.

3. Spiritualized

Spiritualized+jason

Lo de Jason Pierce era impensado. Muchos agradecen la inclusión de estos, en post de la caída de The Cardigans. El sólo hecho de poder verle la mística de buen arreglista y ejecutor a Jason Pierce, merece la oportunidad del encanto.

Con 6 discos de estudio y con discos de cabecera como “Ladies & Gentlemen We Are Floating In Space”, ha sido capaz de promover esa línea de himnos, forjados con psicodelia, góspel, groove y un aire setentero imperioso, pero que hace ser intrínseco. En Spiritualized la base se enfunda de beber mucho, construido en una experiencia. Jumbitos para este acierto.

4. Devendra Banhart

devendra-banhart-2013

Devendra propone opiniones divididas. Lo quieres matar, o te encantas con él. La dualidad de su simpleza, su folk básico y esa cadencia de ser natural es la percepción dispar. Cuando lo citamos, hablamos de folk cuando debe serlo; psicodélico cuando quiere; Latino si es necesario; Lo-Fi por apellido y trovador desde que nació.

La gracia de Banhart es sacarle provecho a su mestizaje cultural, bagaje único. Puede ser Caetano Veloso, Manu Chao  o Nick Drake al mismo tiempo. ¿Por qué verlo? Por la naturalidad desbordante, algo que se echa de menos en la actualidad. ¿Y si la hace de pose? Le resulta bastante bien.

5. Matias Aguayo

Matias_Aguayo_600

El punto de la vanguardia, lo nuevo y la tendencia. Aguayo sabe poner en la mesa el house, lo tropical y cualquier nueva virtud del bassline, bien a su manera. Bastante con seguirle su rastro en la mano de Cómeme o con canciones como “El Sucu Sucu”, “Rolleskate”, “Ritmo Juarez o “I don’t Smoke”.

Su percepción es marcada por él mismo, teniendo en cuenta lo latino y minimal que puede convertirse al mismo tiempo, por separado u fases. Lo mismo para Alejandro Paz, listo para quedar “Duro” y bailar “El House” hasta viejo. De yapa también DJS Pareja, con los cuales calzan perfecto.

6. Cut Copy

Cut-copy1

Cut Copy repetido, Cut Copy saca pasaporte en Chile, cómprate un depa y cómete un completo. Típico.

El tercer disco “Free You mind” es el tercer verano del amor, una carta donde te quieren conquistar y darte por ese Synth pop tan fresco, que hace sonar a Depeche Mode o Pet Shop Boys como si aún tuvieran 20. La cuota dada por “In Ghost Colours” sigue pesando, seguirá siendo un factor imposible de evadir y verlos maduros. Por el solo hecho de pisar sintetizador, son dignos del baile de punta en punta.

7. DIIV

diiv

No los podían haber traído en mejor momento. Cuando tenis la posibilidad de ver a la banda en su inicio creativo y el cual le está dando brillo a su ejecución, es un deleite absoluto. Oshin es el arranque perfecto para oler sus inquietudes primerizas y tener el primer prisma de su ejecución.

La característica lisérgica en la obertura que se codea con el post punk, incita al reverb descarado y esa calidad que tienen por querer ser instrumentales.  La suma se ve en un Dream pop actualizado, que podría tener símiles a Beach Fossils, pero desde la lejanía o el primer ojo. La prueba fehaciente de estar en un contexto perfecto de tener música del presente y de ayer.

Zachary Cole Smith y cia: Los esperamos.

8. M.I.A.

mia-jalouse-magazine-dicembre-gennaio-81

Razón 1:  Arular, Kala, Maya.

Razón 2: Presenciar su regreso con Mantangi, un álbum de perspectiva, donde te encuentras las influencias de todos los momentos del artista. Bien cargada al rap, al bassline, al noise y al baile.

Razón 3:  Born Free, Boyz, XXOO, Paper Planes, Bad Girls, Galang, Bucky Done Gun , Jimmy. ¿Sigo?

Su carga interpretativa saber darle cadencia a su trayectoria, esa que le dio un prisma bien especial a su rap. ¿Qué razón poderosa le doy? Bailará, se sabrá las canciones y más encima será presente de su sello personal; ese capaz de tomar códigos pre-existentes y convertirlos en su óxigeno.

Cristian Poblete

I'm Danny Brown and Ryan Gosling. Primer Hokage en pueblo ruidoso

One Comment


Warning: call_user_func() expects parameter 1 to be a valid callback, function 'bones_comments' not found or invalid function name in /home4/loudcl/public_html/wp-includes/class-walker-comment.php on line 180

Comments are closed.