Grand Theft Auto 5: ¿El mejor sandbox de la generación? Diría que el más completo

Grand Theft Auto 5: ¿El mejor sandbox de la generación? Diría que el más completo

gta-v

Más de cinco años de trabajo, un presupuesto desorbitado y el talento de Rockstar han sido claves para hacer de este Grant Theft Auto V el más completo, variado y profundo de la ya veterana saga, que tuvo sus pixelados inicios allá por 1997.

Pero no nos dejemos llevar por el histerismo del hype y empecemos a chuparnos las pollas, como diría el Señor Lobo. ¿Estamos ante mejor juego que GTA IV? Sin duda ¿El mejor sandbox de la generación? Vamos a discutirlo…

Texto compartido por Pixel2Pixel

 El elenco de protagonistas de GTA V, por primera vez en la saga, apuesta por un variopinto trío de protagonistas: Michael, un desastroso padre de familia, cuarentón, confidente del FBI, testigo protegido, ex criminal, multimillonario y algo asqueado de la vida; Franklin, un pandillero de poca monta que sueña con dar el gran golpe de su vida y abandonar los trapicheo del barrio para ser alguien grande; y finalmente, Trevor, el carismático Trevor, un perdedor, un puerco, drogadicto, violento y bipolar, al que le gusta tentar a la muerte, pero aún con todo, una gran mente criminal.

Grand Theft Auto V

No llegaremos a poder cambiar de personaje en tiempo real hasta haber avanzado en la trama durante unas cuantas horas (más o menos unas 6 o 7), aunque con el arranque del juego ya nos podemos hacer una idea, que, aunque sea otra tónica, me ha recordado a esa primera misión con la que comenzaba Saints Row: The Third. Como viene siendo costumbre, las influencias de películas y series de televisión son más que evidentes en este último GTA: Los Soprano, Breaking Bad, Heat, Reservoir Dogs… cualquier cinéfilo reconocerá rápidamente la huella de estos y otros títulos en GTA V.

Llegado este punto, creo que no hace falta hablar en detalle de cómo funciona la mecánica de un GTA, un esquema jugable que tras el pelotazo de GTA III se ha copiado y reescrito en mil y un juegos. Aunque en este GTA V destaca la forma en que el juego obliga al jugador a mascar bien las misiones principales, incluyendo una previa preparación de los atracos, incluyendo sacar fotografías o examinar planos. Además, podremos contar con compinches freelancers que nos acompañarán en cada golpe, pudiendo hasta subir sus estadísticas. Entretanto, ya sabéis, vosotros decidís en qué invertir el tiempo: tatuar al personaje, comprar vestimentas, arreglar el corte de pelo, recorrer la ciudad por tierra, mar o aire, mini juegos, mejorar las estadísticas de nuestros personajes -como la fuerza o resistencia-… o simplemente hacer el cafre armándola en Los Santos.

GTA_V_03

Y es que ese es el verdadero encanto de GTA desde siempre: la libertad de hacer lo que nos salga del Arco del Triunfo. Y ojo, que algunas de las actividades de este GTA V, como siempre, podrían considerarse un tanto polémicas o morbosas, pero tratándose de esta franquicia, sabemos que pueden permitirse cualquier licencia: ponernos hasta las cejas de drogas y alucinar con los resultados, coser a balazos a inmigrantes ilegales en la frontera o irnos de pilinguis. Por supuesto, eso no es todo, porque la cantidad de actividades alternativas en este quinto episodio es abrumadora: hacer salto BASE, dar clases de yoga, practicar deportes, ir al cine, tomarse un copazo, cazar, ir al psiquiatra, hacer de taxista, meternos de caza recompensas, navegar en velero, usar submarinos, buscar piezas de naves extraterrestres, pasear a Chop -nuestro perro-… aunque ya no podemos convertir a nuestro personaje en un obeso mórbido por la compulsiva ingesta de comida basura o deformarle en el gimnasio hasta ser un vigoréxico. Casi podría decirse que GTA V puede aspirar a ser un simulador virtual de la vida con la que fantasean muchos pero que no pueden disfrutar por ciertos matices legales y la peligrosidad que conllevaría perpetrar distintas actividades que aquí nos proponen.

GTA_V_05

Entrando al detalle con algunos aspectos jugables, os alegrará saber que el gunplay y el sistema de cobertura ha mejorado notoriamente en comparación con lo que padecimos en GTA IV, es más, las similitudes con Max Payne 3 son bastante perceptibles en este aspecto. Lamentablemente, en alguna que otra ocasión, la cobertura automática nos deja vendidos o simplemente falla, y ya sabemos lo mal que sienta eso, especialmente en mitad de un tiroteo, y más en este GTA donde no resulta tan sencillo deshacerse de los enemigos, pese a la posibilidad del apuntado automático -se puede desactivar- o las habilidades de Michael (capaz de emplear bullet time),Trevor (un modo berserker)  y Franklin (ralentizar el tiempo durante la conducción) El sistema de salud del juego es híbrido, pudiendo regenerar hasta el 50% de la energía y necesitando botiquines para recuperar el resto de vida. En cuanto a la conducción, cada vehículo que pilotemos responderá con un control y física determinados -hay más de 120 vehículos-. Realmente, la gran novedad en este GTA V es la capacidad de personalización de los vehículos, y no hablo solo de pintorrajearlos, hablo de mejorar cualidades como la suspensión o la aceleración.

grand_theft_auto_v-23

Algo digno de elogio en el juego es el trabajo que ha invertido Rockstar en hacer de Los Santos un escenario lleno de vida y con una gran variedad en la propia arquitectura. Se nota que ha habido decenas de horas invertidas en documentación sobre Los Ángeles, ciudad en la que se inspiraron para dar vida a las calles del juego. Realmente han logrado transmitir la sensación de que estamos en un entorno con vida propia, algo muy difícil de recrear en un videojuego: calles con peatones actuando de forma independiente, un nutrido tráfico, animales en las zonas verdes, una frondosa vegetación como legado del mítico Red Dead Redemption… No tenemos la sensación de estar andando por cuatro pasillos predefinidos y seguir migajas de pan en forma de nudos jugables. Y ojo, que el mapeado es enorme: intentad recorrerlo por el aire y os quedaréis asombrados de la extensión del mismo.

En el plano técnico, resulta sorprendente que, tratándose de un sandbox, las ya exprimidas PlayStation 3 y Xbox 360 puedan dar vida a escenarios tan inmensos y poblados, dejando a la altura del betún a lo visto en GTA IV. Pero no nos engañemos, es evidente que no vamos a ver personajes con los modelados de Uncharted 3 oKillzone 3, es más, a veces resultan un tanto simplones, alguna que otra textura borrosa, dientes de sierra, incluso tendremos problemas con la tasa de frames en las ocasiones en que forcemos la carga en pantalla y el popping hace acto de presencia, aunque hay detalles como el tratamiento del oleaje con espuma volumétrica que sorprenden. En definitiva, parece un prodigio técnico para las ya veteranas consolas deSony y Microsoft, pero las propias limitaciones del obsoleto hardware de las mismas se manifiestan en los defectos que comentaba. Otro matiz que no me ha gustado es el tamaño de los subtítulos, por no hablar de la discreta traducción del juego, que ha echado a perder numerosas frases hechas y gracietas que sólo captaremos si hacemos un buen ejercicio de listening.

GTA-V-19

A nivel sonoro, GTA nunca decepciona, aunque eso sí, seguimos sin voces en castellano, pero los protagonistas del juego están doblados por actores conocidos: Ned Luke -Michael-, Steven Ogg -Trevor- y Shawn Fonteno –Franklin-, siendo el trabajo de Ogg para quitarse el sombrero -en serio, de lejos, Trevor es el más carismático del trío-. Los temas que vamos a poder escuchar son bastante variados, como siempre, incluyendo raps de los 80-90, rock clásico, country, funk, electrónica… hasta música latina -hay de todo en los caminos del Señor- Como apunte curioso, este será el primer GTA donde tendremos música contextual en determinados momentos.

Y por supuesto, no voy a olvidarme de la salsa Rockstar, ese ingrediente que perfile aún más sus juegos. Anuncios publicitarios de perfumes con eslóganes del tipo “para oler como una puta”, el iFruit -clara troleada a Apple-, parodias de Facebook, la marcada xenofobia de la Patrulla Civil de Fronteras, escenas de sexo anal, la excesiva dependencia de los teléfonos móviles… Sin lugar a dudas, este es el Grand Theft Auto más sátiro y que menos se muerde la lengua a la hora de tratar temas que pueden considerarse tabú o resultar obscenos.

gta-strip

Siento discrepar con esos dieces y títulos de juego de la generación que muchos sitios de “prensa profesional” están otorgándole al juego. ¿El mejor sandbox de la generación? Diría que el más completo y en el que más horas puedes invertir, pero no voy a colgarle las mismas etiquetas que muchas otras publicaciones, ya que coronarlo como el juego de la generación me parece muy atrevido -como los contratos de publicidad que yo no veo :) -.

Trevor es el más carismático del trío protagonista, un gran personaje, pero echo la vista atrás y, aunque son caracteres distintos, la historia de John Marston me caló mucho más. El apartado técnico asombra teniendo en cuenta el hardware en el que cobra vida el mundo del programa, pero en términos de vistosidad y rendimiento, hay defectos más que visibles y por los que a otros juegos se les ha acribillado sin piedad. Amén de esas taras sin pulir en el gunplay. Pero sí, es el Grand Theft Auto más completo, extenso y profundo que jamás se ha visto (y habrá que ver qué nos ofrecerán en el futuro con nuevos episodios y dlc, además del llamado GTA Online) y uno de los mejores juegos dentro de su género. Si eres un amante de los sandbox, hacer un stop en el estado de San Andreas es una parada obligatoria.

Gráficos notable
Sonido notable
Jugabilidad notable
Otros – (GTA Online aún no disponible)

NOTA FINAL 8

Comments are closed.