Bronko Yotte – Con eso te digo todo (2013)

img

Bronkoconesotedigotodo

Me causa gracia leer comentarios como “Ya no es tan rapero” o “que su estilo no dan con el rap”. ¿Según quién o bajo qué? Muchos verdugos sin la conciencia o aproximación de los intereses de un artista opinan en forma de dogma, cosa reflejada tan a menudo en este brote cobarde que regala el internet. Tratar de revelar las intenciones desde una voz ajena, me parece una falta de respeto.

Estamos de acuerdo que la media de Bronko Yotte dictada en “Piensa en mí cuando duermes” al tratar de ingresarlo al mismo hogar con “Super Harto”, puede sonar algo discordante, difícil de digerir o hasta chocante por el sólo hecho de cambiar la forma. No obstante, la pretensión sigue vigente, revelada en ejecutar el mensaje como mejor te salga. Un artista no se hace por buscar una definición exacta de si mismo, sino por la praxis de hallar la inquietud temporal, bajo el método de la exploración y materialización, que en este caso es la música como medio tangible de tus palabras presentes. Un testamento servido al “que quieres hablar hoy y no mañana”.

En este caso Felipe Berríos escarba en la mirada inicial de su vocación de MC, proyectando su comprensión de la constante evolución del rap, no en dificultad o complejidad, sino en el prisma de la bondad de tener tanto. Es cierto, hay recuerdos y pinceladas esenciales de “Piensa en mi cuando duermes”, pero sólo intrínsecamente. El rap tiene al ilimitado sampler, el cual trata de una respuesta infinita a una sola pregunta, y acá se ve expuesto en canciones como “Mándala”, “Soy Uno”, “Otro lo tiene” , “Moda y Todo” o “Tan solo inspira”, canciones de corte relajado y bien cargadas al soul y al jazz, que mucho te recuerdan a MC Solar, DJ Cam, Nujabes, Mitsu The Beats, la Tokimonsta de Midnight Menu, el Common más reflexivo e inclusive al new old school que tanto se habla como el Pro Era y Joey Bada$$. El trabajo converge capas gracias a sus featurings, que pintan distintos colores Emone Skillz, Ceaese, Yaero, Camileazy, Gen, Seo2 y Jonas Sanche; en una paleta donde diferentes estilos de labias encajan sin desmarcarse o dispararse de los márgenes del ritmo.

Otro adherente importante es lo estratégico de Bronko por hacer valer su propio estilo, rigiendo un orden en el álbum y en toda su obra. Conoce los elementos que lo convierten en un artista, no esforzándose por creerse ser mejor MC. Un artista que conoce sus límites, es capaz de ser provechoso; como Kanye que es conciente de que hay mejores rappers que él, pero tiene tantos elementos en su cabeza que le permiten ver sus limitaciones como ídeas ilimitadas. Un arquitecto que sabe como construir su casa a su medida. Bondades del realismo.

24 canciones recomendadas totalmente. 24 piezas que le siguen dando color a una calle llamada rap, donde muchos hablan, pero pocos tienen algo nuevo que contar. No importa tanto el fondo, si la forma es capaz de hacer mucho.

Comments are closed.