• especial
  • musica
  • recomendacion

Los mejores discos de Kanye West (De mejor a más mejor)

I open the debate… The 2nd verse of New Slaves is the best rap verse of all time….meaning … OF ALL TIME IN THE HISTORY OF RAP MUSIC, PERIOD

 

Kanye-West-2013-560x298

No deja de ser intrigante la mente de Kanye; esa misma donde cohabita su impecable proceso creativo, versus la idiotez de ego que lo corrompe. El carisma parece ser el precio de poder apreciar su arte, lugar de donde sus ideas captan mayor atención, a costa de revelar parte de los detalles de su vida. Todo lo que sale de su ser parece ser transparente, sincero y pretencioso. Su vida trata del karma, de una dualidad que se versa de perversa y se la devuelve con goce, fama y apreciación, bajo la fuerza de un camino que lo tiene convertido en uno de los artistas más interesantes de este último tiempo.

Su discografía parece contarse como un diario de vida; retratando parte de los gustos, aficiones e inquietudes que lo atormentaban y mantenían en movimiento en aquel entonces. Entiende que nada será igual, usando el tiempo de donde se sitúa como parte de su propio lenguaje. Yeezus no salió de su vientre por lo mismo que hubiese sentido en 808’s Heartbreak o College Dropout. El legado musical conceptualiza la historia de su vida; forja relatos con importancia y te logra evidenciar hitos de su presencia. El hombre vive de la causa y la reacción, comportándose como un  incomprendido y desentendido, que indirectamente sabe que más de una persona lo sabe apreciar.

Una de las cosas fundamentales de lo entretenido de seguir u odiar sus pasos, es esperar que siempre tendrá algo que hacer o contar. Sino no son sus discos, es una cagada o desubicada en su vida personal. No creo estar ante un Marco Polo, un Cristóbal Colón o un Albert Estein, pero sí de una persona lo suficientemente inteligente para dirigir su pensamiento en dirección de mucha gente.

Revisamos su discografía de menor a mayor, incrustando parte de su tendencia por pretender cambiar el eje del rap y la música. Muchos discos que tienen algo que decir, en esta revisión.

7. 808’s & Heartbreak

808s-And-Heartbreak-Lyrics

Tras el éxito y la consolidación de su virtud como productor en sus propios caminos como rapper, Kanye tomó un riesgo ante el éxito de Graduation. Si sus sonidos se afianzaban más al eco del soul convencional, y a la cresta de la ola de sus dos producciones anteriores; 808’s quebraba vertiginosamente ese prisma.

El auto-tune, el énfasis más al canto y el duelo de perder familiares de importancia, construyeron su disco más sentimental. Un trabajo que probablemente te hacía meditar la poca importancia del rapper por seguir siendo exitoso por hacer siempre lo mismo y el ejercicio de trabajar por desahogo. Definitivamente el alma de productor e ingeniero habían tomado mayor confianza.

6. Watch The Throne

Jay-Z-&-Kanye-West-Watch-the-Throne

Desde la producción de The Blueprint, Jigga jamás dejaría de lado a quien fue forjando su background. Durante el silencio de The Blueprint III y el maduro “My Beautiful Dark Fantasy”, existió un período por experimentar con nuevos sonidos, confeccionando una especie de brainstorm hecho disco.

Watch The Throne es un  puente convencional, que le da fortaleza a la labia de Jay Z y a la mente creativa de Yeezy por hacer los caminos más llevaderos. La impresión acá es mantenerlos en la palestra con un trabajo sonando fresco. Sorprende lo versátil de samplers como “Otis”, frente a Niggas In Paris. Aun así, no pasa de revelador…sino de recordatorio.

5. The College Dropout

The-College-Dropout

La prueba de fuego entre pasarse de productor exitoso, a poder mostrarse como MC. El discurso inicial era presentar una cantidad enorme de temas sampleados, con una caja de ritmos tradicional y ritmos sofisticados, lentos y tranquilos. Harto ambiente soul, donde Trough The Wire y Jesus Walks lo catapultarían como interesante.

4. Graduation

graduation

Graduation comenzaría con la experimentación, el atrevimiento y el juego de ir más allá del sampler por el soul. Sus bases ya iban más a los sintetizadores electros, viajando por algo de krautrock y un poco de house. Muchos cuestionan la bajada de nivel, volviéndose más accesible a las masas con un sonido más pop.

Acá habita el Kanye de las mismas frases honestas, reflexivas y desprejuiciadas, con un horizonte mayor. Las inquietudes se expanden, logrando unir featurings con Chris Martin; un sampler de Daft Punk y el quebrantamiento de samplers repetitivos como Flashing Lights o Good Life. West trataba con el disco menos purista del hip hop de aquel entonces, pero a la vez el mismo que le abriría nuevas modalidades.

3. Yeezus

Yeezus

Yeezus reflecta rabia y una manera de nivel más alto de proyectar su sinceridad. El disco más arriesgado sonoramente, que confía en la aceptación de sus fans por ser el mismo personaje contando otra historia.

Mezcla noise, krautrock, bassline y gritos. Todo bajo un discurso potente, que une parte del sónido cavado con Watch The Throne y Cruel Summer. Temas como New Slaves, I’m God, Send It Up y Black Skinhead hablan de un rapper que va en pro de la vanguardia, en un universo donde el rap se vuelve con más fuerza de Atlanta, que de Detroit. Les apuesto que Yeezus sonaría más NIN que el último de Nine Inch Nails.

2. Late Registration

ky

Un disco ilimitado, real e intenso. La historia de un MC regular que utiliza todo su potencial creativo para poder enaltecerse como uno de los mejores. Su mente enorme edifica una segunda parte mejor, repitiendo la jugada con mayor prolijidad.

El trabajo con mayor penetración de esencia de black music, donde escarba en los registros más desconocidos de la historia a modo de tributo. Un disco que lo diferenció de la regularidad de los otros MC, hablando de un activista con opinión formada, que fue dispar en todo momento del gobierno de Bush. Tenía claro que un disco también servía para construir un mensaje poderoso, cosa que le resultó con “Crack Music”, “Diamonds from Sierra Leone”, “We Major” y las discotequeras “Touch The Sky” y “Gold Digger”. Kanye podía ser transversal, sin perder una cuota de integridad.

 1. My Beautiful Dark Twisted Fantasy

My-Beautiful-Dark-Twisted-Fantasy

No hay disco más pretencioso que este. Un trabajo contado desde la concepción de la tragedia, sirviendo de camino hacia la esperanza, todo realzado bajo la conceptualización. El mensaje acá es metafórico, ahogando todo el arrepentimiento y la desdicha de su pasado, en un paso para el perdón y volver renacido.

Se ajusta al paso de una sinfonía, sobre un mc que se arriesga a contar mucho en tan poco tiempo. En esta etapa hay partes del Kanye antiguo, con ritmos clásicos de R&B,  de gusto sintético, electrónica vanguardista, funk espacial y samplers sacados de King Crimson. Definitivamente en este disco se aprecia la estética cuidada en su totalidad, por querer contarnos algo con todos los recursos posibles habidos y por haber.

Cristian Poblete

I'm Danny Brown and Ryan Gosling. Primer Hokage en pueblo ruidoso

2 Comments


Warning: call_user_func() expects parameter 1 to be a valid callback, function 'bones_comments' not found or invalid function name in /home4/loudcl/public_html/wp-includes/class-walker-comment.php on line 180

Warning: call_user_func() expects parameter 1 to be a valid callback, function 'bones_comments' not found or invalid function name in /home4/loudcl/public_html/wp-includes/class-walker-comment.php on line 180

Comments are closed.