Crystal Castles en Chile: El Punk tiene bits

Crystal Castles en Chile: El Punk tiene bits

Con más de dos horas de retraso, los canadienses Alice Glass y Ethan Kath salieron a escena, donde un público frenético los esperaba enardecido. Con varias interrupciones –corte de luz y otros 30 minutos de espera incluidos- y hasta con un fan golpeado por la vocalista, Crystal Castles dio un concierto lleno de energía y excesos.

Este martes 21 Crystal Castles se presentó por primera vez en Chile, en Blondie. La fiesta prometía ser extrema, por eso las entradas para el primer concierto (22 de septiembre) volaron, y la productora tuvo que fijar este segundo show que, como ha ocurrido en otras ocasiones, terminó antecediendo al primero. En Chile la banda se hizo masiva gracias a la serie británica Skins, emitida por MTV, sin embargo, la velocidad con que se acabaron las entradas para el primer concierto, no dejó de ser una sorpresa.
Cerca de las 12 de la noche salió a escena el telonero confirmado, Ismael & Teitan, con un show tibio que no sobrevivió a la impaciencia del público y que sólo se llevó insultos y pifias. Luego de una larga espera, sin un gramo de grasa en el cuerpo, con ropa oscura y sus ojos grandes, Alice Glass salió arrastrándose al escenario, justificando con su look y actitud, ser referente del Hype del último año. Abrieron el concierto con los primeros temas de su nuevo álbum homónimo. Fainting Spells en especial prendió completamente a la audiencia.
En medio del concierto, el grupo salió del escenario más de dos veces, lo que justificaron por un corte de luz. Los fans más asiduos, sin embargo, temían que ocurriera lo que había pasado en otras presentaciones de la banda, donde habían tenido que interrumpir el concierto tras sólo interpretar un par de temas, porque la vocalista no se encuentraba en buenas condiciones. Pero el temor se esfumó cuando finalmente volvieron al escenario con más de una hora de bits sin parar y el show prometido: los singles Baptism, Crimewave y Alice Practice, lo que le restó importancia a los problemas de acústica de la discoteque.

Alice Glass se lanzó varias veces al público, les dio whisky en la boca a algunos afortunados e incluso golpeó (como buena ex cantante punk) a uno de los chicos del público que se quiso sobrepasar con ella dándole un agarrón. Todo un espectáculo de alrededor de once temas, destacando también Untrust us, coreada por todos y Celestica el último single de la banda marcó el punto más alto en el concierto.

Comments are closed.