El Paisaje Salvaje: Fother Muckers

img

Que Fother Muckers haya nacido en un tributo a los Beatles no es ninguna pelotudez. Es con esa banda y con otros íconos de rock melódico de la vieja escuela, con los cuales su sonido se iba a conformar. A través de sus discos es fácil respirar a Neil Young, The Kinks o a grupos más actuales como Fleet Foxes. Y es esta tarjeta de presentación con la que Fother Muckers ha marcado su discografía en sellos independientes. Pero ahora con su nuevo disco El Paisaje Salvaje, decidieron tomar el mando de su banda y hacer un disco totalmente autogestionado.

El paisaje Salvaje es un disco que no traiciona la línea sonora del grupo, aunque suena un poco más melancólica que otras entregas anteriores, parece un cierre claro de lo que ha sido este año para Chile. Un sentimiento melancólico que tiene altos y bajos, instrumentalizado por voces cálidas y guitarras que marcan el mismo tono protagonista que sabe justo donde inyectar el rock.  El disco empieza con Tranquilo hombre en el espacio donde la voz con la guitarra suenan al unísono formando un coro interesante dentro de la atmósfera retro que invita la canción, le sigue Lobo mayor y Retorno a la base, que son un buen matiz especialmente por las atmósferas que pueden formar al final de sus temas y pueden recordar en el registro de la voz al King of Leon de antaño (mucho antes de convertirse en el grupo que son hoy). Rondizzoni es uno de los temas más interesantes del disco y también más rockero, mantiene el ánimo alto pero no traiciona la melancolía que da el hilo conductor, para pasar a Sobre el Maremoto canción semi-instrumental que solo acompaña con una voz que hace eco a los instrumentos, un tema de receso y cambio. Después de este tema hay un quiebre, vienen Archipiélago y Una alarma en medio de la nada, la primera logra una atmósfera increíble (y algo esquizofrénica) en su último minuto para dar paso al siguiente tema digno de un rezo apocalíptico/bíblico de la vida. Unas rarezas dentro del disco, donde las atmósferas psicódelicas luchan por protagonizar.  Los finales y Patio de comidas cierran el disco de manera redonda, la última siendo un tema conjunto de críticas a las industrias nacionales de hoy en día, presentadas con la indiferencia que caracteriza al grupo.

El paisaje Salvaje de Fother Muckers es un buen disco que no traiciona su hilo conductor, es redondo y calmo, y rico al oído, ideal para escuchar solo/sola en alguna tarde de verano o en algún viaje largo que independiente su leitmotiv, tiene que musicalizarse.

7.0 de 10.

Escucha el disco en línea y gratis en: http://www.fothermuckers.cl/

  • Felo

    Fother Muckers ya no pertenece a cazador

    Saludos

  • Buena reseña, escucharé el disco pronto 🙂