• tv

Psycho Pass, la nueva ola depresiva del animé

Los japoneses se manejan construyendo realidades alteradas de nuestra sociedad, eso lo aprendieron de novelas occidentales como 1984 (que a los fachos les encanta manosear para que no los censuren) y Un Mundo Feliz, piedras angulares del género de la distopía occidental. Como ya sabemos, esto no es igual para los japos, quienes han reinterpretado e internalizado esto a su cultura, cultivando ampliamente el género del cyberpunk en su producción audiovisual (tanto en el anime como en el manga, el cine y la música), a la vez que es una gran bomba de crítica social a la sobretecnologización del Japón contemporáneo posmoderno.

Al género cyberpunk pertenece el animé que hoy les recomiendo ver, que es bastante nuevo (terminó de emitirse en Japón por FujiTV a mediados de Marzo pasado) y que se titula Psycho-Pass, escrita por Gen Urobuchi. De qué se trata todo este rollo? Psycho Pass se localiza en una sociedad futurista donde se pueden medir instantánea y cuantitativamente los estados mentales, la personalidad, las emociones y las probabilidades de cometer un crimen (conocido con el nombre de Coeficiente Criminal), en un perfil conocido como el Psycho Pass (medido en colores, donde los más oscuros son las personas más peligrosas para la sociedad). Esto es medido por ciertos robots llamados drones, que se encuentran por la ciudad midiendo el Psycho Pass; y por los Dominators, una especie de pistola brígida que usa la Policía para capturar criminales potenciales: si el C. Criminal es mayor a 100 y menor a 300, el Dominator se irá a modo Paralizer, que paralizará a la persona para poder llevarla a terapia y así su Coeficiente disminuya. En cambio, si es mayor a 300, el loco podrá ser asesinado, ya que el Dominator cambiará a modo Lethal Eliminator. ¿Cómo funciona todo esto? ¿Quién mide? Todo funciona gracias al Sibyl System, el sistema que permite el orden de la sociedad, decide los trabajos y carreras de las personas y no les puedo contar nada más porque me propuse no espoilear tanto en este artículo.

La serie parte con la recién llegada,joven y tímida inspectora de la policía Akane Tsunemori en su primer día de trabajo, donde conoce a su co-inspector Nobuchika Ginoza y a los sicarios de los cuales están a cargo. Los sicarios son personas con alto índice de criminalidad que ayudan a la policía en sus labores o ex-inspectores de policía cuyo índice de criminalidad subió demasiado.

¿Y qué mierda pasa con la trama?
[SPOILER ALERT] 
(igual será sutil)

Resulta que empiezan a pasar asesinatos conectados entre sí, los cuales tienen que ver con un enemigo del pasado (que tiene una característica particular muy importante para el curso de la serie) del sicario Shinya Kougami, uno de los más introvertidos y con más capacidad deductiva de la Unidad 1 de la Policía, el típico loco badass que se las sabe por libro (con el paso de la serie se especifica por qué, hay un enredo ahí entre medio con Ginoza) que cometía macabros asesinatos usando gente como perpetradores. A Tsunemori le parece que Kougami es una persona especial y no sabe muy bien cómo tratar con ella; sin embargo, a lo largo de la serie, trabajar con él le ayudará a confrontar su timidez con ayuda de su intelecto y poder de deducción, lo que hará que su destino sea más que calcado para ella.

Otra cosa interesante a notar en este animé es la gran cantidad de citas a filósofos y pensadores occidentales a lo largo de la serie. Las que yo alcancé a rescatar (mentira, son las que me acuerdo ahora) han sido citas a Friedrich Nietzsche, Max Weber, René Descartes, Platón, Emile Durkheim y Michel Foucault.

Agregar a todo esto el estilo personal de Gen Urobuchi que se ve bastante impregnado en la serie: las narrativas de Urobuchi son muy sombrías y depresivas, en un modo muy nihilista de presentar personajes y sus correspondientes luchas internas, que podrían haber sido mucho más aprovechadas en el sentido de la exploración de las características internas de sus personajes (la única salvedad que le hago a esta serie).

Akane Tsunemori, primer día con cara de polla.

Akane Tsunemori, primer día con cara de polla.

¿Qué importante reflexión nos deja este animé, para tener en cuenta cuando esté viendo los últimos capítulos? Sin duda que lo más importante es sentar una visión crítica respecto a la dualidad colectivismo-individualismo: en qué medida podemos avalar algo inhumano, errático y monstruoso en tanto que avalarlo significa que el orden social sea orden y no caos, que el colectivo humano se autosienta en bienestar; en contraste con dejar de avalarlo y derrumbarlo todo en pos de la verdad de las ideas y que el mundo de toda la nación japonesa se venga abajo y quede en nada (algo que también puede ser visto a favor de la colectividad).

Listo po amigx, como nosotros en LOUD creemos en la libertad de información, este no es un link para los primeros 21 capítulos en HDeste no es el link de la primera parte del último capítulo en HD y este no es el de la segunda. Póngale oreja a la banda que le hace el opening, Ling Tosite Sigure, una banda japonesa de post-hardcore y rock progresivo que acaban de lanzar su cuarto LP, llamado i’mperfect, donde se encuentra la versión completa de la canción de opening a Psycho-Pass, entre otros temazos.

Diego Herrera

adorniano

2 Comments


Warning: call_user_func() expects parameter 1 to be a valid callback, function 'bones_comments' not found or invalid function name in /home4/loudcl/public_html/wp-includes/class-walker-comment.php on line 180

Warning: call_user_func() expects parameter 1 to be a valid callback, function 'bones_comments' not found or invalid function name in /home4/loudcl/public_html/wp-includes/class-walker-comment.php on line 180

Comments are closed.