Colors Night Lights: Funk en sincronía perfecta

img

jami1

Fotos y video x @kattunk

Aparentemente el cambio de recinto del Colors Night Lights que fue del Estadio Bicentenario al Movistar Arena, parecía empañar un poco los ánimos de disfrutar este Festival. Sin embargo el show iba si o si, con artistas de calidad a ponerte bailar Funk sea donde sea.

mm

Una noche de Funk transversal, nacional, latina y anglo, con diversos shows que partieron con el DJ Boogie Mike y Stefano Parodi, cartas de presentación para empezar a caldear los ánimos y poner en calentamiento el Groove  y el baile. Luego, los venezolanos de los “Amigos Invisibles” pusieron en práctica esa mezcla de Funk con merengue y tintes de electrónica actual, realizando un show vivo y bastante entretenido, donde fueron desde tributos a Pulp Fiction hasta un cover a su onda de LMFAO. En definitiva, su presentación fue sinónimo de que su fandom ha crecido.

mmm

El primer plato fuerte de la noche cumplió a cabalidad. No se podía esperar menos de una banda con harto trote y trayectoria como lo es Kool & The Gang. Gozaron del mejor sonido de la noche, y más encima con un potente setlist cargado de hits. El carisma de sus integrantes los llevó a desprender bastante cariño y empatía. Gracias a esto, serán recibidos nuevamente.

261211_10151346805259724_402344252_n

Puntuales todos los shows, y el de Jamiroquai no fue la excepción. Eran las 21:30 y Jay Kay se subió al escenario con gran despliegue, músicos excepcionales y unas visuales atrapantes. Fueron 15 canciones las entregadas, con versiones extendidas de Little L, Canned Heat y Deeper Underground. Quizás el momento empañoso, fueron los problemas con el sonido, que más de una vez provocaron la molestia del vocal y también no poder brindar todas las canciones magistrales de la banda. Pero se entiende con ese repertorio de clásicos en su haber.

El Movistar Arena estaba repleto, en un show con muy buena organización, buen despliegue y que no nos empaño la noche. Así da gusto de ir a recitales, más si son sólo hits.