Kid Cudi – Man On The Moon 2: Legend Of Mr. Rager (2010)

img

Como pasan los años. Hace dos atrás llegó a la blogosphera musical un joven negro aspiracional, con intenciones claras de renovar a un género estancado y de la mano de un accionador de ídeas como lo es Kanye West; era la suficiente fuerza como para alzar a una nueva estrella. Cudi se afianzó con los Crookers y provocó en Day N’ Nite el primer hit, y una gran expectación en su futura obra. Man Of the Moon I siguió el curso natural del éxito, con invitados de lujo como Common; experimentos como incluir a Ratatat y MGMT…me pregunto ¿Cómo no iba a destacar con esos antecedentes? Toda esa fama se tradujo en trabajar más adelante con David Guetta, Snopp Dogg, T.I; explotar su rol de actor en el sitcom How To Make It In America y opacar en aquel entonces a promesas como Drake y Wale. ¿Qué más le faltaba a Scott Mescudi? Simple: dejar de ser el chico prodigio y mostrarnos que el arte lo tiene siempre en sus rimas.

Un año pasó y Man of the Moon 2: The Legend Of Mr.Rager salió a la luz. Embetunado en karmas rockeros, con la insistencia de explotar el diamante por ese lado, el tema en la segunda patita se veía tematizado por sus lecciones de guitarra. Con esa idea parte Scott Mescudi Vs. The World el nombre una suerte de tributo a Scott Pilgrim- sonando con beats galopantes, impregnando aires ochenteros y con quien más: Cee Lo Green un experto en aquello; Refofev tiene un aire de rock antiguo, un carisma enfundado en piano y ese sabor de verse como si en sepia estuviese; Don’t  Play This Song bebe mucho de su hit anterior Welcome To heartbreak, esas rimas sinceras, calmas y de corazón, producto que lo hizo famoso; We Aite funciona de un beat bastante flojo, trance de estar volado por la vida y de ahí mismo sale Marijuana de esos mismos beats lentos, con piano y coros de ensueño; al igual en Ashin Kusher. Aquí hay que detenerse…de verdad pareciese estar escuchando muchos lados B de su primer patita, hasta que escuche Mojo So Dope la fusión entre el Kid Cudi antiguo y el nuevo, he aquí junto a Erase Me sus puntos más destacables (con feat de Kanye West, obvio). Wild’n Cuz I’m Young y The Mood con aires tribales, suenan tan parecidas que no se distingue entre una y otra su cualidad única; MANIAC se salva por el feature de St.Vincent, si no fuera por ella, sería otro lado B mas de MOTM II; Mr Rager, These Worries, The End y All Along llegan a sulfurar el ambiente: es más de lo mismo; Ghost es su último tema destacable, con una base de guitarra country, sonidos de acompañamiento psicodélicos, te llegan a refregar el termino de manera menos hartante, eso sí, llega Trapped In My Mind y se acaba la esperanza.

No sé si será el mal momento de vida que pasa Scott Mescudi; su ahogo incesante a la ganja o simplemente decidió usar la misma fórmula para seguir escalando, pero claro, no le resultó. Queda demasiado al debe. No es una mal obra, sino que se alimenta de lo mismo e inclusive da la sensación de haber metido todo lo restante de su primer obra, en esta segunda entrega. Sorprendente, después de todo, logró perfeccionar la fórmula de 808s & Heartbreak. Desde aquí te decimos…prueba no superada.

2 Comments
  1. El problema de Cudi es que cuando salio MotM I, todos los viudos de Kanye West le prestaron atención, decepcionado por 808s. Ahora Kanye lanza el disco que siempre debió lanzar y a Cudi le paso lo que siempre debió pasarle, lanzar su disco sin tantos bombos y platillos.

    El feat. de Kanye no le ayuda mucho tampoco, solo reafirma quien es el que la lleva en el mundillo. Buen review.

Comments are closed.