[Recomendamos] Riki oh: The Story Of Ricky (NSFW)

img

El gore siempre se asocia como una extensión del terror y claramente no es así. Es entendible esa imagen , producto de las mutilación que rayan en lo doloroso, en situaciones fuera de lugar y ejecutados por las cabezas más enfermas de la tierra. Por ende no resulta sospechoso encontrar dichas terminologías en un solo lugar. ¿A que vengo con todo esto? Es muy simple. El gore puede estar desde comedias como lo es The Toxic Avenger; dramas animezcos como Elfen Lied; musicales como The Hapiness of The Katakuries de Takashi Miike  y en películas de artes marciales como lo son Riki Oh. Me imagino su cara perpleja al saber de una cinta de peleas con Gore y si po, si hay. Si le nació la curiosidad de saber, hoy les tengo el agrado de recomendar la cinta Hongkonesa Riki Oh: The Story Of Ricky.

Basado en un manga (cómic japonés) del mismo nombre del año 1989, con dos ovas (cortos animados) para el año siguiente y la adaptación Hongkonesa a expandir. En este universo tenemos a Riki, un joven acusado de asesinato, sometido a unas de las cárceles más peligrosas y de circuitos de vigilancia futurista del momento, deberá enfrentar el matonaje de presos que tienen ciertos privilegios, en un ambiente lleno de clanes, mafias y turbiedades. Aunque no les será fácil controlar a nuestro protagonista, ya que posee una fuerza extraordinaria, previo entrenamiento de un gran maestro, se tornara su presencia una real amenaza para el ambiente. Desde ahí los motivos de peleas sobran, digno de sacar cabezas, enrollar instentinos y enjaular las escenas más hilarantes que te puedas imaginar.

Como se trata de una producción de baja producción, rayando al cine B, lo ordinario de los efectos especiales y la crudeza a representar como género, la hacen maestra. Imagínense peleas en donde se crucifican a personajes, se les saca el instentino delgado para amarrarlos y más encima le extraes los ojos con los dedos; tal cual pinza fuese a sacar un pedazo de canapé. O Combos tan poderosos capaz de reventar estómagos, en función de creerse piñatas con páncreas, pulmones y todo. Este delirio vienen acompañado de peleas a lo Bruce Lee, con leves tintes de quebrantar la ley de gravedad, lo cual le hace perder toda seriedad posible. Además de pintar toda esta obra, con humor negro. Al final sumando, restando y dividiendo, estamos ante un cuadro de más menos una hora y media, imperdible como fanático de lo bizarro, fuera de lo común y porque no, las artes marciales.

¿Cómo tienen tanta mente estos asiáticos? Muy brevemente les cuento que en los 80, el fenómeno de las cintas Hammer como el Conde Dracula, Frankestein y el trayecto de los carros proyectando el denominado Grindhouse, calaron tan hondo en el colectivo de oriente, que trataron de superarlas con más violencia, mucho detalle y tratando de impresionar lo más posible. De esa forma se creó la categoría 3; algo así como la restricción de 21 años y una ficha para identificar al contenido fuera de los rangos establecidos. Sucesivamente salieron otras recomendas para más adelante como Devil Fetus, Calamity Of Snake y el snuff de Guinea Pig. Entonces tenga bien cerca su chelita, llame a sus amigos y caguense de la risa un rato con estas mugres lindas.

Comments are closed.