Esos 5 juegos curiosos

img

Cansado de leer las recomendaciones de que te juegues el último Mario, un metal Gear o el Bayonetta, hemos decidido recomendarte una serie de juegos bastantes particulares.  Con esta lista no vas a tener que espiar rusos, liberar hadoukens, ni mucho menos mandar centros al arco. Tampoco provienen de las consolas de vanguardia. La idea es recabar en las entrañas de la era “32-128 Bits” y desempolvar juegos curiosos. Tienen en común ser propuestas fuera de lo común, probadas en la era paraguaya, extravagantes, con buena música y temáticas de ritmo. He aquí los 4 juegos que, al menos una vez en la vida, debes probar. Check It Out.

Bust a Groove 2.


El desbloqueo del Playstation en Latinoamérica abrió una puerta al mundo. Sin querer ser exagerado, pudimos probar títulos que jamás en la fuckin’ vida habrían llegado a estos lados. Bust a Groove 2 es uno de esos. Desarrollado por Enix en 1999, el juego te entrega  la oportunidad de seleccionar a un bailarín, de distinta personalidad, 3 niveles de dificultad y la entereza de avanzar por niveles, hasta llegar a un boss final. Para poder ganar debes ejecutar todas las secuencias, a un ritmo de 4 tiempos por cada una; y si te ves en problemas, puedes ejecutar un poder y acabar con las intenciones de tu contrincante. ¿Porqué jugarlo? Visualmente es interesante, posee un soundtrack muy adictivo y resulta un reto ver, hasta donde tus manos pueden conectar con las flechas.

Jet Set Radio


La Dreamcast debe ser la consola con más títulos exclusivos y revolucionarios para la época. De esta exclusividad de Sega,  llega por el 2000 “Jet Set”. Después de la espiral de Dreamcast, somos un grafitero callejero con la misión de rayar las ciudad completa, con la dificultad en el camino, de encontrarnos a bandas rivales y la persecución de la policía; creando los obstáculos y poniendo dificultades a nuestros rayones. Lo que llama la atención, son sus sprites, hecho con Cel Shading, dándole el aspecto de Cartoon, como lo hizo más tarde Zelda Windwaker. ¿Porqué jugarlo? Su aspecto visual para la época resulta hasta el día de hoy atrapante; la música aliena la estética, con un hip hop que raya en el old school. Con la posibilidad de rayar hasta helicópteros, sacaran en ti la rebeldía.

Parapa The Rapper


Si Bust a Groove te pide maniobrar una secuencia de flechas, para lograr ser el mejor del dancefloor; Parappa lo pide para soltar los mejores versos de rap. A medida de la dinámica “Simon dice”, vamos apretando los botones respectivos y sacando de nuestro protagonista los mejores parafraseos. El perro Parapa pasará desde una prueba con el maestro cebollin, un test para conducir, hasta dar un concierto, con el fin de conquistar a una flor parlante llamada “Funny Bunny”. ¿Porqué jugarlo? El solo hecho de rapear, con un buen soundtrack y sacando a nuestro perro de curiosas situaciones, la intención te enviciara.

Space Channel 5


¿Qué pasa si fusionáramos a Austin Powers con el quinto elemento? Saldría este juego de ritmo. A diferencia de Parappa the Rapper y Bust a Move, acá te van dictando oralmente la secuencia que debes aplicar. Además de hacer bailar a nuestra protagonista Ulala, debes rescatar a los buenos de los terroristas alienígenos y dispararles. Añadiéndole mayor dificultad, tu eres la presentadora de un programa, entonces si vas bajando el rating (hay una barrita) tus fuerzas se van debilitando; si resultas la mejor, tendrás mayor energía y abrirás extras. Más encima, puedes competir con un amigo en dos modos: baile y canto. ¿Porqué jugarlo? Su aspecto futurista, la posibilidad de competir cantando o bailando y la aparición de Michael Jackson, lo dejan como imperdible.

Crazy Taxy

Si ya lo tuyo no son mover las manos en secuencias o simplemente el ritmo no te mata… ¿Qué sucedería si te dijéramos que puedes ser un taxista? Con crazy Taxi de Dreamcast (también en Pc y PS2) tu sueño frustrado de llevar gente a sus destinos, y sin esos límites absurdos del ser humano, de andar poniendo disco pares, ceda el paso u pasos de cebra, acá no cuentan. Debes en un tiempo corto, chocando, llevar a tus pasajeros al lugar que desean, sin importar como lo hagas. Puedes escoger a los personajes más onderos; onda flaites japos con remeras, con reminiscencias californianas (NOFX, Bad Religion). ¿Porqué jugarlo? El desafío de completar tu misión en un tiempo corto y parcelado; acompañado tu velocidad con Offspring y Bad religión; y solo las ganas de conducir… ¿Cómo te vas a perder esta proeza?

Comments are closed.