• especial
  • musica

El ascenso y caída de The Mars Volta (2001-2013): notas de un fan

Cedric y Omar en la tumba de Bruce Lee. Unos loquillos.

Cedric y Omar en la tumba de Bruce Lee. Unos loquillos.

Me es difícil escribir un post de apreciación a The Mars Volta, la banda que más alegrías le ha traído a su humilde servidor, sobre todo cuando la razón es el hecho de que ayer Cedric Bixler-Zavala en su cuenta de Twitter revelara que ya no es parte de The Mars Volta, por motivos personales de su guitarrista Omar Rodríguez-López (todos sabemos que es porque se empezó a interesar en el proyecto que tiene con su novia, Bosnian Rainbows, y que son una banda muy aburrida y promedio, pero más adelante lo explicaré todo). Advierto en este momento que escribo este post no como escritor de LOUD.cl sino como un fan (ya que se me pidió que así fuera), así que ruego al lector aprontarse a leer apreciaciones personales de todos los discos lanzados, entretelones de su historia y, por supuesto, la aclaración de la cadena de twits que Cedric lanzara anoche a eso de las 11:25 de la noche hora chilena (increpaciones incluidas).

Cedric y Omar se conocerían muy jóvenes en El Paso, TX, y se volverían íntimos amigos al punto de compartirlo todo: vivir juntos, hacer y escuchar música juntos, salir juntos, etc. La gente de El Paso pensaba que eran homosexuales y eran pareja. Con unos inicios muy amateur (Omar con Startled Calf, Cedric con Los Dregtones y juntos en At The Drive-In), ambos se convertirían en una de las duplas creativas más prolíficas de los últimos años. Dado su carácter de relación de amistad larga, todos sus fans creíamos que Omar+Cedric=4Life y todas esas cosas. Pero bueh, vamos viendo cómo comenzó todo.

Era el año 2001, At The Drive-In estaban recién separados. Omar y Cedric por un lado, Jim Ward, Paul Hinojos y Tony Hajjar por el otro. Cedric y Omar buscaban nuevos horizontes musicales, los cuales se preocuparon de explotar en su banda formada en 1998, llamada De Facto, un grupo de dub reggae que tenía entre sus filas a Jeremy Michael Ward y a Ikey Owens. Es con esta base que De Facto mutó en una primigenia formación de The Mars Volta, que estaba constituida por Cedric, Omar, Jeremy Ward desde las sombras de la ingeniería en sonido, Ikey Owens, una bajista llamada Eva Gardner y el baterista Blake Fleming (quien daría forma a las primeras baterías de The Mars Volta y luego sería reemplazado por Jon Theodore). Habían muchas ideas para empezar, Omar y Cedric ya tenían la libertad que no tuvieron en At The Drive-In, así que había que tomar decisiones, escribir canciones y empezar a grabar. El primer EP, Tremulant, lanzado a fines del 2001 con tres canciones (que muchos fanáticos declaran ser las tres mejores de la historia de TMV) dejaría entrever que este quinteto era next level shit. También saldrían a la luz pública pero de forma aislada unas sesiones de grabación del verano norteamericano del 2003, que serían algunas de las canciones que serían incluidas en el primer LP de la banda, De-Loused In The Comatorium (disco que fue revisado por los colegas de Pitchfork con una nota bajísima). Antes del lanzamiento de este disco, Eva Gardner sería despedida y entraría por un breve período de tiempo Flea de Red Hot Chilli Peppers antes de encontrar al bajista definitivo: Juan Alderete. Una semana antes de ser lanzado este LP también fallecería por sobredosis de drogas Jeremy Michael Ward (al igual que el viejo amigo de la banda Julio Venegas, quien se suicidaría e inspiraría el De-Loused I The Comatorium), convenciendo a Omar y Cedric de dejar las drogas duras. De a poco iba surgiendo esta banda que se caracterizaba por enérgicas presentaciones en vivo y un latinizado sonido punk progresivo. Después vendría la influencia más fuerte de la salsa y el jazz en la era del Frances The Mute (2005), incorporando al vientista Adrián Terrazas, al hermano de Omar, Marcel en los sintetizadores y percusiones y arreglos orquestales en el disco de estudio. Canciones épicamente largas y con las características letras crípticas de Cedric era lo que ofrecían. Nuevamente los colegas de Pitchfork calificarían a The Mars Volta con una nota deplorable (Frances The Mute fue calificado con un 2.0).

Es el año 2006, año en el que se lanza el tercer disco de los nativos de El Paso, Amputechture, último disco del baterista Jon Theodore, que sería despedido por problemas motivacionales, y primer disco del ex-At The Drive-In y ex-Sparta Paul Hinojos como segunda guitarra y manipulador de sonido. También sería la primera portada que no diseñaría el mítico dibujante y artista visual Storm Thorgerson, el cual sería reemplazado por Jeff Jordan. Un disco que nuevamente fue vapuleado por Pitchfork Media (3.5/10). Amputechture se caracterizaría por sus temáticas religiosas y juntar los dos pasados discos de TMV: influencias de ritmos étnicos y jazzeros con punk y progresivismo, agregando una fuerte acción de los vientos de Adrián Terrazas y Sara Cristina Gross (invitada). Ya estamos en el 2007, donde el flamante nuevo baterista Thomas Pridgen (el endorser más joven de la historia de Avedis Zildjian a los 9 años) aportaría su grano de arena en la grabación del cuarto LP titulado The Bedlam In Goliath que tendría una bizarra historia (que tiene que ver con espíritus y tablas de ouija) detrás de su proceso de composición y grabación. Un disco con presencia de ritmos medio árabes y temáticas espirituales en sus letras, con baterías ametralladas y que les hizo acreedores del primer Grammy a la banda. Para el siguiente disco The Mars Volta contaría con menos integrantes: Adrián Terrazas sería despedido, al igual que John Frusciante, quien desde el principio fue un colaborador en estudio y en las presentaciones en vivo de la banda. Paul Hinojos también fue echado y en su lugar se puso a Lars Stalfors. Es así como se lanza Octahedron, un disco que se le llama eminentemente “obra de Cedric”, un disco más pop y “acústico” (de más fácil llegada). Aquí se empiezan a deteriorar las relaciones con Ikey Owens, quien no colaboraría en el disco y no se presentaría en todos los shows de TMV. Pasaría mucho tiempo hasta el lazamiento del próximo disco en el 2012, Noctourniquet, un álbum completamente diferente a lo que TMV hubiese hecho antes: mucho más electrónico, más centrado en los sintetizadores y la procesada voz de Cedric. Este disco contaría con la colaboración de Deantoni Parks, quien entraría en el lugar de Thomas Pridgen (quien deja la banda por problemas de dinero con Cedric).

Ahora empezamos con lo duro. Como les conté un par de reviews atrás, Omar empezó un proyecto llamado Bosnian Rainbows junto a su nueva novia Teri Gender Bender, su baterista Deantoni Parks y un tecladista llamado Nicci Kasper, proyecto que encuentro bastante fome, forzado y mediocre, viniendo de un genio como Omar Rodríguez. Omar empieza cada vez a interesarse más en Bosnian Rainbows que en componer cosas con Cedric y el resto de The Mars Volta, cosa que Cedric intentaría revertir. Teri también insistiría en que Omar se preocupe más en Bosnian Rainbows, haciendo las veces de Yoko Ono frente a Cedric (McCartney) y Omar (Lennon). Ayer, en una cadena de varios tweets, Cedric decidiría que no podía seguir callando el hecho de que ya no había The Mars Volta. Contaría que Omar no había querido hacer un tour por todos los Estados Unidos con The Mars Volta, algo que todos en TMV querían pero Omar no. Cedric y todos querían TMV, pero Omar quería Bosnian Rainbows. Cedric incluso quería volver a traer a Ikey Owens y a Jon Theodore. Lo que predominó en sus tweets fueron agradecimientos a los miles de personas que los seguimos durante estos años: los que compramos sus discos, fuimos a sus shows, apoyamos su música, y de manera especial, a los que hicimos cagar la página de Facebook de Warner Bros. Records hace un año, en señal de protesta por el silencio del sello frente a la nula información acerca del Noctourniquet (ni siquiera se sabía el nombre del disco). Ahora me dispongo a increpar a Omar directamente (ya lo hice en Twitter mencionándolo, no hace falta que me digan que no sirve de nada decirlo aquí): The Mars Volta no es sólo Omar Rodríguez-López. Y es por eso que estoy muy decepcionado de ti, Omar; por hacer promesas que no cumplirías (no volveré a ser un “dictador”), por hacer oídos sordos de los consejos de tu amigo de toda la vida frente a tu nueva novia (parece que alguien no le enseñó a Omar que primero los amigos, después las perras), por dejar que tu novia te separara de tu mejor amigo de la infancia y la banda que fundaste con él hace 12 años, por preferir una banda mediocre a una banda donde hiciste tu mejor música, por hacer cosas sólo por dinero (ocultar que TMV se había separado para atraer más público a los shows de Bosnian Rainbows, por reunir a ATD-I por dinero, etc.). Seguiré apoyando y escuchando tu música, soy tu fan, pero no estás tomando buenas decisiones en tu vida, y eso es decepcionante.

Tú terminaste siendo el bueno, ese!

Tú terminaste siendo el bueno, ese!

Y para que quede constancia, luego de haber usado todos los discos de The Mars Volta como papel higiénico y en sus últimos años ni siquiera mencionarlos, los honestos colegas de Pitchfork Media les dedican un post a la muerte de The Mars Volta. (Aquí un review a Frances The Mute por parte de los colegas). Saque sus propias conclusiones de la honestidad de Pitchfork Media.

Esperando que nada se me haya quedado en el tintero, y luego de una noche eterna en luto, escuchando sus discos en mi fría y oscura habitación (y llorando, qué weá), no nos queda más que dar las gracias de que esta banda nos haya dado tantos años de buenas experiencias, grandes canciones y sentido del humor. Estaremos atentos a los lanzamientos próximos: Cedric Bixler-Zavala prontamente lanzará su disco solista (esperemos que lo lance bajo el nombre de Latin Danzig), y Bosnian Rainbows aún están de gira, por lo que la actitud del público en la próxima fecha de su tour sería una reacción importante de conocer, así como la recepción de su futuro disco de estudio. Sin más que decir, muchas gracias por todo y hasta siempre, Q.E.P.D. The Mars Volta (2001-2013).

Diego Herrera

adorniano