Cornelius, el Beck de ojos rasgados

img
Cornelius Sensuous
Foto de Cornelius @ Last.fm

Los japoneses siempre han estado ahí, en las bambalinas de la música, esperando a que oídos sedientos de nuevos sonidos pongan atención en su trabajo. Ejemplos hay de sobra, Gorillaz cuyas voces femeninas de su primer disco son propiedad de Miho Hatori una de las vocalistas de Cibo Matto (proyecto en el que participó alguna vez Sean Lennon) y, si eres chileno de entre 22-28 años, no podrías olvidar el opening del extinto Bakania interpretado por Pizzicato Five.

Oh! 90s

Toda esta introducción para presentar a Keigo Oyamada/Cornelius, conocido también como el Beck japonés y es que, si hay algo que caracteriza a ambos es su capacidad de mutar su sonido a lo largo de sus carreras, aunque la historia de Cornelius comienza mucho antes en el ’89 como parte del dúo Flipper’s Guitar, un grupo de difícil clasificación que recogía influencias del bossa-nova, jazz y el pop británico más temprano (The Stone Roses, Happy Mondays). En los 90s ya como parte de Matador Records (Cat Power, Yo la Tengo, Pavement) se convierte en uno de los referentes del shibuya-kei (literalmente “el estilo de shibuya”), durante este período aparecen 2 de sus álbumes más importantes, Fantasma (1997), fuertemente influenciado por el hard-rock (New Music Machine, Count Five or Six, Free Fall) y Point (2001), que captura los sonidos de la naturaleza en samples provenientes de gotas de agua, cantos de pájaros, olas rompiendo y grillos en la noche, apreciables en Drop y Smoke entre otras.

No solo de Shibuya vive el hombre

Si bien la etiqueta shibuya-kei es la que más lo identifica, ha declarado que estuvo muy identificado con el movimiento pero que hoy se siente más dueño de su propio sonido y así es posible oírlo en su última producción Sensuous (2006) donde la electrónica más ambiental, el lounge y el chillout predominan (Ver Wataridori mas abajo). Cuatro años han pasado y desde aquel entonces solo hemos tenido apariciones esporádicas en programas como Yo Gabba Gabba!, donde enseña a contar a los niños de Nickelodeon y algunas colaboraciones como la de este año en el film score de Scott Pilgrim vs. The World junto a Beck (recuerdan el duelo con el dúo de exes?).

Por esto y mucho más, Cornelius es un artista que merece tu atención, él pone atención en cualquier lugar de donde pueda extraer algún sonido, solo para colocarlos en tus oídos y hacerte entender que la música está en todas partes, no solo en las radios, CDs o tu iPod/MPchino.


  • Nicolás Flores Araneda

    Cornelius es de aquellos japoneses que merecen ser oídos sin importar los prejuicios del idioma por defecto. Tiene una amplitud musical impresionante que es muy exquisita cuando la disfrutas con todos los sentidos puestos logras volar al más allá.