• live

Phoenix, Teatro Caupolicán, Santiago

Phoenix Live 2010 Santiago

Phoenix @ Teatro Caupolicán. Extraída de Loud.cl en Flickr

Phoenix vino a saldar la deuda que tenía con Chile aunque pensándolo mejor es el publico quien saldó su deuda con la banda desde su gélida presentación el 2007 junto a Chris Cornell. Con poco más de 1 hora de retraso las luces se apagaron, sus largas siluetas tomaron posiciones y sin más preámbulo Lisztomania da el puntapié inicial a un público que iba dispuesto a bailar y pasarlo bien, luego de 2 canciones Thomas Mars agradece, sorprendido, que coreemos todas las letras.

Acompañados de luces que se encendían a la par con el fervor del público Phoenix entregó un repertorio generoso con los fans más exigentes que esperábamos canciones del United (2000) y Alphabetical (2004) entre estas destacan Funky Squaredace, Playground Love (cover de Air) y Everything is Everything las 2 últimas interpretadas en hermosas versiones acústicas durante el bis, las luces bajaron de intensidad y la cercanía de Thomas fue absoluta. Para los sedientos de singles y baile sonaron Too Young, Fences, Consolation Prizes para finalizar con 2 de sus canciones más conocidas, If i Ever Feel Better seguida de 1901.

Una presentación de alto nivel, acompañada de un juego de luces que ambientaba las canciones como en los videos, caso de 1901 y la iluminación dispuesta en franjas verticales. La voz de Thomas Mars que no flaqueo a lo largo de la presentación y los integrantes en perfecta cohesión para interpretar cada una de las canciones. Mención especial para el baterista que tenía un show totalmente aparte, para quienes se detuvieron a observar sabrán a que me refiero. Phoenix cumple las expectativas de sus más antiguos fans, los que aplaudieron en el 2007 y también de quienes los conocieron con su último disco Wolfgang Amadeus Phoenix. Queda, para una tercera presentación, un repertorio aún más intimo, One time too Many, Summer Days y On Fire son mis candidatas.

Marco Reyes

Dicen que baja más música de la que logra escuchar y cuando algo no funciona bien en el sitio, siempre es su culpa.