Bosnian Rainbows: el tour de Omar Rodríguez que amenaza a The Mars Volta

img

EDIT DEL AUTOR. FECHA: 31/01/2013. Un mensaje cortito: YO LO DIJE

Omar Rodríguez-López es un visionario y un virtuoso en su género, no hay preguntas ni objeciones sobre eso. Sin embargo, su banda más vendedora, expansiva musicalmente y la que ha llevado por más tiempo junto a su partner Cedric Bixler-Zavala se ve desplazada. The Mars Volta se encuentra en hiato indefinido mientras Omar Rodríguez presenta una polémica variación de su también milenario grupo Omar Rodríguez-López Group, contando entre sus filas a Deantoni Parks de The Mars Volta en la batería y sintetizadores (sí, los toca al mismo tiempo), Teri Gender Bender de Le Butcherettes en composición y primera voz, Nicci Kasper en los sintetizadores y Omar mismo en la guitarra y los sintetizadores, rebautizando el grupo con el nombre de Bosnian Rainbows.

Aún en gira, Bosnian Rainbows presentan una puesta en escena que me causa discrepancia. Presentan buenas canciones, se nota una buena acción de sintetizadores en ella, pero mi problema no es con eso: me da la impresión que es un proyecto demasiado apresurado y sólo para que Omar colabore con Teri (como ya sabemos, su nueva novia). Se ha creado una expectación alrededor de la posibilidad de que Bosnian Rainbows se apreste a sacar un disco al finalizar su tour, ya que las canciones no son malas; así y todo, las presentaciones en vivo de Bosnian Rainbows son en extremo flojas: Nicci Kasper es un buen tecladista y samplista, pero en la mezcla de casi todas las presentaciones en vivo es casi inaudible, Deantoni Parks es un impresionante instrumentista, pero toca en vivo dos instrumentos, cada uno a la mitad de su completo potencial, Teri no es una gran cantante (cosa que en vivo suple con trucos y extraños comportamientos en escena, y en estudio es suplido con arreglos post-producción) y pareciera que sus letras sólo duran por una estrofa y un coro y luego son repetidas, y Omar… ay Omarcito, en una de las opiniones más personales de este escrito, estarías mejor haciendo películas que malgastando tu creatividad en Bosnian Rainbows.

Otra vez abusando de esta tribuna que se me da cada semana, y a lo mejor ganándome un par de haters, encuentro a Bosnian Rainbows una banda forzada y mediocre. Lírica y vocalmente  pobre, con una sobre-exposición del oído a tres sintetizadores (tal vez por influencia del magnífico último de The Mars Volta, Noctourniquet, pero incomparable en calidad a BR), un gran baterista que se malgasta tocando un set pequeño de batería a la mitad del potencial que podría tocar (especialmente viniendo de Deantoni, alguien a quién ya conocimos de cerca con su disco Touch But Don’t Look).

Tenemos también, en el otro lado de las vías, un panorama algo más alegre. Aprovechando el forzado hiato al que Omar Rodríguez envió The Mars Volta, la otra parte de TMV, Cedric Bixler-Zavala, está trabajando en su primer disco como solista, quien a través de su cuenta de Twitter se ha dedicado a subir capturas de su trabajo en el estudio y algunos artistas invitados. ¿Quién sabe si a lo mejor el disco de Cedric podría reunir a The Mars Volta sin Omar? Es algo que nadie sabe, pero no nos queda más que esperar el lanzamiento de ambos discos y hacer nuestros juicios sobre ellos. Y rezar por que alguna vez volvamos a ver juntos a Omar y Cedric en The Mars Volta.