• especial
  • tecnologia
  • videojuegos

Lanzamiento Microsoft “Kinect”

Microsoft tenía muy clara la importancia de este lanzamiento. No se trataba de un juego nuevo o un simple periférico. Estábamos ante una nueva forma de poder jugar, dejando el control de lado y practicando con la interactividad en una nueva experiencia. Con estos antecedentes nos embarcamos al lanzamiento de Kinect en el MIM.

Con una hora y algo de retraso, nos embarcamos a entrar al MIM. Ambientado para la ocasión con logos, luces, juegos de Kinect, en un viaje por el museo; aprovechando el concepto de interactividad que da el lugar, creando el nexo con la experiencia de Microsoft. La primera instancia fue una introducción manejada para un público casual y familiar. Desde esa última premisa se preparó un show, en el cual salió Marta Neira (IEB Manager de Microsoft) explicando el mundo de Kinect desde el principio, logrando lucidez a través de un espectáculo que hacía un actor en el rol de no conocer del asunto y los comentarios de Horacio de la Peña. Con nexos prácticos: mostrando las bondades del aparato, realizando una videoconferencia y una demostración de “Dance Central” (uno de los juegos de Kinect) a cargo de los Power Peralta; cada pregunta básica era respondida, mediante la práctica. Estaban enfocados a cautivar un nuevo público y re-encantar al jugador con años de consola.

Terminando la presentación, se dejo una invitación abierta a probar los distintos juegos de Kinect e interactuar con la nueva modalidad. Segmentado en varios módulos, había juegos de carrera, uno de canoa, shooters y el título que se robo la noche “Dance central”. Este último título te permite mover tu cuerpo al ritmo de varios artistas anglo, con previas indicaciones de los movimientos en unos cuadros, para que tú puedas ejecutarlo y sacar pasos. Lo destacable del sistema es la captura casi perfecta de tomar tus movimientos a tiempo real, no teniendo problemas con desfase de tiempo, eso sí, para una persona alta la distancia entre el Kinect y él, no toma la misma distancia estándar, teniendo que alejarse un poco más.

El evento culminó a las 00:00, en donde se notó la intención de la empresa por tirar la casa por la ventana. Microsoft comprende los nuevos horizontes de mercado y por ello, el mensaje se entendió claramente para todo el público dispuesto a querer obtener Kinect. Adornado de una buena acogida y ambientación, dan ganas de querer observar nuevas propuestas.

Cristian Poblete

I'm Danny Brown and Ryan Gosling. Primer Hokage en pueblo ruidoso