Los Mil Jinetes – Mundo Tan Mal Hecho, Delfín Quispe renace de las cenizas

img

Cristóbal Briceño no es sólo Ases Falsos y sus covers en su proyecto La Estrella Solitaria. El nacional no sólo se desvive por lo pop de tendencia latinoamericana, también gusta de escuchar y hacer folk, espíritu que ha intentado cristalizar en su grupo Los Mil Jinetes, banda que, integrada junto al multi-instrumentista Andrés Zanetta, lanza su tercera placa titulada Mundo Tan Mal Hecho, donde nuevamente Briceño se luce al tomar un camino musicalmente muy distinto al que ya ha trazado.

Mundo Tan Mal Hecho, disco lanzado para descarga gratuita de forma independiente, nos entrega, además de un fuerte elemento folklore, heredero de los dos anteriores trabajos de Los Mil Jinetes (“Reconoceronte” y “Ándate Cabrita”, ambos discos de aire muy artesanal y campestre), brinda al oyente una poderosa influencia electrónica, resultando a algo similar en forma (y no en contenido) al folklore electrónico de los latinos Wendy Sulca, Delfín Quispe, entre otros; obviamente con resultados y musicalidad incomparables.

Se da comienzo al LP con el tema “El Canto Del Canario”, una canción plagada de samples secuenciados de manera muy rítmica y orgánica en su inicio, donde se pueden apreciar silbidos, jadeos, golpeteos, etc. a los cuales, creciendo en intensidad, se les unen guitarras acústicas armonizadas y bajos que dan entrada a una multitrackeada voz de Cristóbal, haciendo florituras en bellas polifonías a modo de improvisación que concluyen en agudos gritos, dando inicio a la acción electrónica sacada desde otro mundo. Una cita hablada le da el término a la canción para que empiece la siguiente, “A La Violencia”, una canción melancólica plagada de extraños acordes que son acompañados por notas de sintetizador tocadas en pizzicato. Generadores de ruido suenan cada tanto, dándole una estética de red a la estrofa, que luego se encuentra de cara con baterías electrónicas y más notas pasadas por sintetizador, al igual que las implacables y tristes voces de Briceño y Zanetta. Lo que sigue es “La Lagartija”, canción que cuenta la historia de un niño que encuentra parte de sí mismo reflejada en una lagartija que encuentra en su jardín, acogiéndola como su amiga hasta que luego de un descuido esta escapa. Canción de ritmo rápido y donde lo acústico y lo electrónico entablan una batalla campal a lo largo de toda la canción, así como un entretenido bajo. “El Recién Llegado”, canción n°4, empieza con percusiones étnicas y electrónicas, para que luego entre un coro de voces masculinas, muy oscuro, que se opaca al ingresar al espacio sonoro una muralla de sonidos electrónicos y cálidas guitarras eléctricas, que luego se homologan a las acústicas, sometidas a las voces del dúo Zanetta-Briceño.

El disco sigue su curso con “Libres”, una canción acerca de una pareja de ancianos que decide cometer suicidio cuando a la mujer le da el mal de Alzheimer. Una muy triste canción que remece al corazón mediante letras melancólicas, una progresión de acordes precisa para conmover el ambiente y una melodía de sintetizador muy recordable. Los Mil Jinetes vuelven a tocar la fibra más sensible del chileno medio con “Mi Chaqueta De Jeans”, un tema que trata de un joven y la pérdida de su chaqueta de jeans que en su adolescencia representaba una protección muy grande del mundo exterior. Con un inicio eminentemente influenciado por el folclor latinoamericano, la canción es conducida por una lastimera voz de Briceño, sintetizadores suaves y protagónicas guitarras acústicas. “En Nombre De Tus Hijos” es un tema muy influenciado por la canción infantil y la canción romántica latinoamericana, en sus puentes musicales y en el tono juguetón de la voz de Briceño y los instrumentos usados. “Pero Es Una Sola” es la canción n°8 de este disco, que se caracteriza por una acción conjunta entre guitarras eléctricas y sintetizadores distorsionados en la introducción, que luego se apaga en las estrofas para abrir paso al canto de Cristóbal, su guitarra acústica y strings sintetizados. Un pegajoso puente bailable y electrónico precede al coro, simple y con multitud de instrumentos.

Seguimos con “Sol De América”, título en clara referencia al astro de la canción romántica mexicana Luis Miguel. Con una intro bien pelacables, extraña, plagada de loops y cuñas habladas y destiempos, que luego se regulariza y encuentra una estructura más pop, con una atmósfera calma y etérea, perfecta para salir a caminar por el gran Santiago. “Acabo De Mundo” es una pieza muy bailable, con un beat donde se deja sentir de sobremanera el electro-folk andino contemporáneo. Destacan las armonías de las estrofas y coros cantadas por Briceño y el saltarín ritmo. Ya llegamos a “Antes De Dormir”, una canción que encaja perfectamente con su título y con su posición final en el Mundo Tan Mal Hecho. Una línea de teclados va pavimentando la estrofa para que Briceño se desenvuelva de armoniosa manera a través de la canción para terminar con un dramático final que no les voy a contar para que lo escuchen (muajaja qué malote soy).

Nuevamente Cristóbal Briceño rescata lo mejor que encuentra en su mundo, lo filtra a través de su persona y lo trae al mundo según su visión en forma de canciones, de un modo muy acertado. Este año Briceño ha estado musicalmente acertivo y parejito. Ya nos deleitó con el Juventud Americana y ahora nos hace un regalo de corte más íntimo y con otra connotación. El Mundo Tan Mal Hecho está disponible para descarga gratuita y completamente legal en el siguiente link: http://www.mediafire.com/?8y50dema55063d0