¿Aún no ha visto Star Wars y lo alumbra? Te dejamos 5 razones de porque es bakan la saga

img

darth-vader-face1


El otro día pasaron censando por mi departamento y cuando me preguntaron que religión profeso, medio en broma y medio en serio, dije Jedi. El censor se rió y sin decir nada anotó clarito “jedi”, así que ahora para los ojos del estado y del INE soy jedi y ojo que somos muchos.

Como acá en Loud siempre le damos recomendaciones bajo amenazas de muerte, hoy nos toca obligar a todos los pecadores que no han visto la mejor trilogía de la historia a que la próxima vez que vean algo en sus pantallas sea, obviamente, Star Wars. De no ser así, morirá siendo un infeliz y un ser incompleto. A continuación, un desglose del porqué Star Wars es la mejor trilogía de ciencia ficción del universo y, por consecuencia, por qué usted debe verla.

Nos referiremos exclusivamente a la trilogía original porque, como todo jedi sabe, es la pulenta.

1.- Historia épica sobre destrucción de mundos

713_stormtroopers

La trama de Star Wars es digna de que la cuente un juglar helénico: Un imperio de maldad, un hombre en busca de su destino, un cazarecompensas puesto a prueba por el amor, un villano majestuoso, una fuerza ancestral que domina todo y una estación de combate capaz de destruir un planeta entero, la raja. La historia de Star Wars no es suprema ni mucho menos perfecto, simplemente es épica. Es una epopeya en justa regla, un embutido entre la odisea y los cuentos de Ray Bradbury. Personajes carismáticos armados de manera básica pero funcional, giros correctos y un entramado narrativo super sencillo pero bueno. La ciencia ficción llevada a todo público de manera precisa y concisa.

2.- La fuerza

Yodalukedagobah
Cuando uno entra a un supermercado y las puertas se abren solas no es gracias a un mecanismo detector de movimiento, es gracias a la fuerza. Seamos sinceros, todos hemos querido usar la fuerza en algún momento de nuestras vidas. Mover objetos con la mente, tener sentidos suprahumanos, ahorcar a nuestros enemigos, colarnos en la mente de otras personas solo con un movimiento de manos y conseguir lo que queremos ¡La fuerza es el mejor superpoder! Y lo mejor es que está en todos. Uno de los puntos más altos de la franquicia es la fuerza, que habita en nosotros y rodea a todo lo que está vivo. La fuerza es pulenta, la fuerza es la mejor invención del cine de ciencia ficción, la fuerza es todo lo que SIEMPRE hemos querido hacer y nunca hemos podido.

3.- Las mochas

empire-strikes-back-darth-vader-and-luke-skywalker

Star Wars no es solo religión y revelaciones de paternidad desconocida, uno de los grandes atractivos de la franquicia son sus altas dosis de combates a balazo limpio – han solo dando clases ahí – en naves espaciales y vehículos – La clásica batalla de Hot o la épica batalla contra la segunda estrella de la muerte – [DY1] y, como buenos caballeros, a sablazos de luz. De la manera y en el formato que sea, Star Wars presenta en cada una de sus entregas altas dosis de acción en todos los ámbitos posibles que, a pesar de las décadas que ya tiene la saga, no destiñen. Sumado a esto la variedad de diseños que presentan las naves y los vehículos hacen que los combates sean altamente atractivos y vistosos, basta recordar la diversidad de naves que aparecen en la batalla contra la segunda estrella de la muerte – X-wing, Y-wing, A-wing, B-wing, Tie-Fighter, Tie-Bomber, Tie-Interceptor, los destructores estelares, la nebulón-B, el crucero Moon Calamari, el Ejecutor y un largo etcétera – o los siempre bien ponderados caminadores imperiales y los diferentes diseños de los Stormtroopers. En fin, Star Wars está lleno de peleas ¿A quién no le gustan las peleas? Que se pare y se vaya ahora.

4.- Los sables de luz

No hay nada que no pueda cortar un sable de luz salvo OTRO sable de luz ¿Qué güea más la raja que eso? Nada, solo la fuerza. Entre todas las armas que la ciencia ficción nos ha presentado la más genial de todas es el sable de luz. Puede cortar todo, cauteriza, rebana, hace un sonido chistoso, devuelve balazos, viene en distintos diseños y colores, la puede usar CUALQUIER persona – Recordemos que Han Solo la utiliza al principio del Imperio Contra-ataca – y dota a su portador de clase y estilo ¿Qué güeon más bakán que uno que tiene un sable de luz? Nadie. El sable de luz es la mejor arma y eso todos lo saben. Aparte de poderosa, hay que ser hábil para blandirla, así que si ya te ves bakán con sable en la mano te vas a ver el triple de bakán si lo sabes utilizar bien – que mierda estoy diciendo – si no, acuérdese de Luke en El regreso del Jedi cuando, como todo un darks, aparece en gloria y majestad demostrando su experticia con el sable verde. Los sables de luz son la raja, nada más que decir.

5.- Harrison Ford

Si nada de eso basta para convencerte de ver Star Wars, Harrison Ford lo hará. Antes de ser Indiana Jones, el fugitivo y el compadre de Blade Runner, Ford le dio vida a uno de los mercenarios más carismáticos y nobles del cine, Han Solo, el padre del trolleo. Que tipo más la raja que uno que mata a sangre fría marcianos, que puede hablar con un bicho peludo que solo gruñe y que, más encima, se come a la princesa, es la versión cool de Super Mario. Luke es el típico héroe que emprende el viaje hacia la aventura, mientras que Han Solo ya viene de vuelta de esta. Quiere plata, no quiere que lo pille su jefe, es bueno para sacar la vuelta, jotear, contar chistes malos y agarrar pal leseo a todo el que se le cruce por el frente. Es, lejos, el mejor personaje del cine de los ‘70s superado solo por Alvy Singer que, en este escrito, no tiene ni un pito que tocar. Antihéroe y ícono de todos los tiempos, Han Solo, y por antonomasia Harrison Ford, es un clásico por donde se le mire.

Con estos cinco motivos más que suficientes damos por cerrado este decreto de que, si no lo hizo, salga corriendo a verse la trilogía original de Star Wars. Podríamos seguirle tirando flores a la saga, sacar el universo expandido, John Williams, la cantidad innumerable de tributos, el mundo de los videojuegos y ene cosas más pero no, con la trilogía original hay material de sobra para que cualquiera se tire de cabeza para ver esos tres épicos capítulos de la mejor trilogía del planeta. Si no lo hizo, ya sabe que tiene que hacer. Si ya se cenó la trilogía no sea leso y véala de nuevo, mire que si hay algo que le falta al mundo es buena ciencia ficción ¿y qué mejor si viene sazonada con sables de luz, peleas por todos lados y un cabronazo como el gran Han Solo? Despéguese del Reality y viaje a una galaxia muy muy lejana, cuando las midiclorias no existían y cuando ser Jedi no era una opción en el censo galáctico.